Banco Español de Crédito – Acuerdo de Prejubilaciones del 29 de Abril de 2009

El pasado 29 de abril de 2009 las organizaciones sindicales de este banco han firmado con el mismo, un llamado Acuerdo de Prejubilaciones, que cuando menos, nos atrevemos a calificarlo de confuso.
En realidad se trata de una repetición del intento que hizo el banco hace ocho meses, pero ahora aderezado con la firma sindical y unas cláusulas de reversión que buscan dar garantías para supuestos en los que el Instituto Nacional de la Seguridad Social, no aplique las condiciones más beneficiosas que la existencia de este Acuerdo pueda suponer para los trabajadores.
Resulta, cuando menos curioso que si firman un Acuerdo de Prejubilaciones que cumple la legalidad y además obtiene para su aplicación el visto bueno de la Administración, contenga referencias a pleitos y a garantías por si no se llegar a aplicar determinadas condiciones.
Son obvias las razones que mueven al banco en todo este asunto. Se trata de que modificando los contratos de los ya prejubilados, va a obtener unas sustanciosas sumas, sobre todo en la modificación de aquellos contratos con trabajadores que tienen garantizada su continuidad como prejubilados hasta los 65 años de edad.
En nuestra opinión a estos trabajadores para nada les interesa la modificación de sus contratos. Si los modifican lo único que es seguro que van a obtener, es una pensión de jubilación más baja y una incertidumbre por la situación en que puedan quedar al cumplir los 63 años.
Por lo que respecta a los que tienen contratos de prejubilación hasta los 60 años de edad y a los que el banco propone su modificación hasta los 61, en principio parecería razonable su aceptación ya que la penalización de la Pensión Pública, bajaría del 40% de su Base Reguladora, hasta un 24% para los que alcancen en ese momento los 40 años de cotización.
Pero volvemos a reiterar lo ya dicho anteriormente, primero hace falta tener la seguridad de que el Ministerio de Trabajo ha dado el visto bueno al Acuerdo firmado.
En fin, demasiados interrogantes para un terreno que ya está mojado, no olvidemos la maniobra del banco de hace ocho meses que se saldó con un rotundo fracaso.
El que ahora aparezcan unas organizaciones sindicales aportando garantías, no cambia en lo fundamental nada de lo opinado en su momento.