BOLETIN

 BOLETIN

Editorial.

 Llevamos camino de acabar el año 2014 y para el próximo ya tenemos anunciada una subida de nuestras pensiones de un 0,25%, sin posibilidad de ninguna revisión. Que por otro lado, es exactamente lo mismo que se nos ha aplicado este año.

Y ello como consecuencia de la modificación legislativa del año 2013 que desligó las subidas de las pensiones de la evolución del IPC y pasó a referirla a las cuentas del Sistema Público de Pensiones, que como todos conocemos se vienen cerrando en números rojos los tres últimos ejercicios.

Como esta situación no tiene ninguna perspectiva de cambiar a corto plazo, podemos afirmar que esta subida va a ser una constante, al menos en lo queda de década.

Aunque este 2014 por la situación económica general la inflación se mantiene en números negativos, no podemos confiar en que los próximos años esta situación se vaya a seguir produciendo. Y esto más allá de que todos conozcamos que el IPC general, no es el mismo que el IPC que soportamos los pensionistas y jubilados.

De ahí la importancia que damos a la defensa del mantenimiento del poder adquisitivo y del sistema que ha venido funcionando, que ya no fue respetado en los años 2011 y 2012, ni por este Gobierno, ni por el anterior, y que preveía una revisión anual de por lo menos el nivel de inflación.

Pero es que la interpretación actual en la que el Estado se desentiende de su obligación de dotar de suficiencia económica al Sistema Público de Pensiones, es una decisión política que pone en riesgo la propia existencia del Sistema, al menos considerado éste como medio fundamental para que los beneficiarios tengamos unos ingresos suficientes que nos permitan vivir con una cierta dignidad y no estar a expensas de la misericordia de nadie.

Una de las palabras más repetidas de éstos últimos seis años, es la de COMPETITIVIDAD. De la necesidad absoluta de que la economía de nuestro país sea competitiva. Y a ello se han dedicado con ahínco los últimos Gobiernos. Y de qué manera lo han hecho. Pues fundamentalmente atacando los costes salariales para rebajarlos, política que como es lógico, ha recibido todo tipo de parabienes de banqueros y grandes empresarios.

Pero es que uno de estos costes y no el menos importante, es el de las cotizaciones sociales que nutren de manera fundamental los ingresos del Sistema Público de Pensiones. Concretando, al disminuir los ingresos y con su nueva teoría de considerar el Sistema como un corralito aislado de los Presupuestos Generales del Estado, y como además por otro lado los jubilados y pensionistas cumplimos con nuestra obligación de morirnos lo más tarde posible, consiguen su objetivo que no es otro que el de lograr cruzar ingresos-gastos en el nivel más bajo posible.

Contempladas así las cosas, y ya nos gustaría equivocarnos, tenemos que las rebajas en los costes tienen una relación directa con el aumento de los beneficios de los empresarios e igualmente con la bajada de nuestras pensiones.

Conociendo al gran empresario de nuestro país que dedica sus beneficios de manera básica a la reinversión, que rechaza los gastos superfluos (cacerías, yates, grandes mansiones, degustación de sabores exóticos y exquisitos), que nunca por inmoral y antipatriótico se llevaría los dineros a los paraísos fiscales, que cumple con voluntad de hierro sus compromisos fiscales, podemos estar seguros de que como no logremos cambiar de manera radical las políticas que nos vienen aplicando, los más jóvenes de nosotros y no digamos nuestros hijos, acabaremos recordando que en España hubo un tiempo en el que los jubilados y pensionistas, después de su vida laboral tuvieron derecho a unos ingresos, garantizados por el Estado, para que la última etapa de sus vidas tuviera un mínimo de seguridad.

 FONDO DE RESERVA DE LA SEGURIDAD SOCIAL.

En la actualidad este Fondo, que viene funcionando desde el año 2000, acumula una cifra superior a los 49 mil millones de euros, después de que el Gobierno haya dispuesto de él entre septiembre de 2012 y julio de esta año, de más de 24.000 millones.

En las próximas semanas se nos informará de una nueva y sustanciosa disposición con la que hacer frente al compromiso de la Seguridad Social de abonarnos en noviembre y junto con la mensualidad, la paga extraordinaria de diciembre.

Este Fondo que fue constituido fundamentalmente para lo que está sirviendo en la actualidad y que se ha ido nutriendo hasta 2010 con parte de lo que superaban los ingresos por cotizaciones sociales a los gastos que suponían el gasto en pensiones, al ritmo de caída que lleva le queda un corto recorrido.

 UNA NUEVA REFORMA FISCAL.

Sin grandes sorpresas se está desarrollando la tramitación parlamentaria de una nueva Reforma Fiscal que responde única y exclusivamente a los intereses partidistas del Partido en el Gobierno de cara a las próximas citas electorales.

Nada nuevo bajo el sol ya que esta práctica viene siendo la habitual desde hace varias décadas.

Ahora nos van a rebajar los impuestos, siempre algo menos de lo que nos los subieron hace dos años, y eso sí con replique de campanas y fuegos artificiales.

A los que sí, no solo les van a mantener desgravaciones y prebendas, será a las grandes fortunas y grupos empresariales.

Desde estas líneas queremos volver a insistir en lo que venimos diciendo desde hace años, que el problema fiscal de este país, no es el gasto excesivo, más allá de la evidente malversación y apropiación indebida de fondos públicos, sino la baja recaudación como consecuencia de un fraude enorme a todos los niveles, pero de manera especial por su importancia económica y su repercusión social, entre las clases más adineradas de la población.

La necesaria transparencia, que se encuentra tan alejada de la voluntad política de quienes llevan a cabo estas reformas, sería tan sencilla de llevar a cabo como por ejemplo la publicación de la cifra que abonamos cada contribuyente anualmente al fisco en concepto de IRPF.

Como cada uno de nosotros sabemos lo que pagamos por este concepto, sería fácil comparar lo que pagan algunas personas muy conocidas, los consejeros de las empresas del IBEX por ejemplo, y poder hacernos una idea bastante clara de lo que está sucediendo.

Eso sí que sería transparencia y no las películas que nos cuentan de las declaraciones de bienes que dicen presentan algunos cargos públicos.

 LA CLASE MEDIA

La línea ascendente que se viene produciendo en los últimos seis años en la desigualdad en la distribución de la riqueza, alcanza ya a sectores muy significativos de lo que se viene denominando como clase media.

La caída de los salarios, el paro, sobre todo entre los jóvenes y que tiene entre otras consecuencias la emigración a otros países de personas muy cualificadas, la desbocada precarización del mercado del trabajo y la baja remuneración de los nuevos empleos, golpea a una clase social que contempla entre la sorpresa, la desesperación y la indignación, como su estabilidad social se viene abajo y que comienzan a conocer situaciones que consideraban totalmente ajenas a sus perspectivas de futuro.

Miran a su alrededor y se encuentran con unas instituciones caídas en el descrédito, con elevados índices de corrupción y en consecuencia de incompetencia, y ello sin ofrecer signo alguno de esperanza de que las cosas vayan a cambiar en el corto y medio plazo.

No es consuelo saber que existen millones de ciudadanos que tienen dificultades todos los meses para llegar a fin de mes, que una cifra superior a los 700.000 hogares tienen a todos sus miembros en paro.

No, lo que necesita esta clase social, como la gran mayoría de la población, es poder recuperar la esperanza de que el futuro existe para mejorar las condiciones de vida, para que las personas tengan la confianza de que los que mandan se preocupan realmente de ellos y toman las decisiones en función de la resolución de los problemas que afectan mayoritariamente a la sociedad y no en beneficio de unas élites económicas y de sus propios aparatos de poder.

Y ahora la pregunta del millón. ¿Y eso como se come?. Pues parece que sin modificar los utensilios, poco o nada se puede esperar.

 PLANES DE PENSIONES (Recuperaciones)

EL Boletín Oficial de las Cortes Generales, del Congreso de los Diputados, publicó el pasado 6 de agosto unas Disposiciones que pueden resultar de interés para los compañeros que tienen pendientes de recuperar cantidades aportadas a Planes de Pensiones.

 NOTICIAS BREVES.

Según la EPA del tercer trimestre la tasa de paro ha descendido hasta el 23,7%.

OXFAM INTERMÓN ha hecho público su estudio sobre el reparto de la riqueza, período 2013-14. En otros datos, resalta que en ESPAÑA las tres personas más acaudaladas duplican en riqueza a los nueve millones de personas que forman el 30% más pobre del país.

En noviembre, datos del INEM, la tasa de protección frente al desempleo era del 57%.

El próximo año las bases máximas de cotización a la Seguridad Social se incrementarán un 0,25%.

En agosto la morosidad del sistema financiero era del 13,25%.

En el año 2015 el interés legal del dinero será del 3,5% y el de demora del 4,375%.