En defensa de una SANIDAD PÚBLICA, UNIVERSAL Y DE CALIDAD.

En estas últimas semanas, la sanidad pública madrileña ha pasado por la mayor conflictividad laboral de su historia.
El personal sanitario, con una unanimidad hasta ahora desconocida, desde los mandos medios de los hospitales, los médicos, enfermeras y celadores han mantenido un pulso contra la intransigencia de la dirección política de la Comunidad de Madrid, expresada en sus medidas para privatizar un buen bocado de esta Sanidad.
Cuando el Sr González, Presidente de la Comunidad y su Consejero de Sanidad dicen que aquí no se privatiza nada, no nos están dando una muestra de ignorancia, sino de caradura, ya que lo que nos cuentan es que el Capital Privado, va a invertir para hacerse con la gestión de los hospitales y centros de salud de una manera altruista y sin ánimo de lucro, lo cual va contra la más pura esencia del capital privado, cuya naturaleza no es otra que la obtención de beneficio a cualquier precio.

En los últimos días todos hemos podido conocer como SANITAS que gestiona un hospital de estas características en la Comunidad Valenciana, reclamaba un aumento de las tarifas que percibe del dinero público, ya que su rentabilidad no alcanzaba el 7,5% pactado.

Queremos manifestar que la gestión de la Sanidad Pública es manifiestamente mejorable, como casi todo en esta vida, pero para ello es imprescindible que sus Gestores crean en ella y no se sirvan de ella como han hecho los dos anteriores Consejeros de Sanidad, Sres Lamela y Güemes, que una vez abandona su gestión, están plenamente implicados en el negocio de la Sanidad Privada.

Como hemos venido informando, esté es el último mes que enviamos en papel esta comunicación a todos aquellos que tenéis correo electrónico.