Jubiqué en marcha

Lo que pensamos…..

(Publicado en el Boletín “0” de Jubiqué de Julio de 2003)

Jubiqué nació ante la necesidad de que el colectivo de prejubilados y jubilados del Sector Financiero tuviera una organización que defendiera específica y dignamente sus derechos.

Un sector que es objetivo continuado de una reconversión que no por ser menos traumática que en otros económicamente más débiles no ha sido, también, negativa para los afectados y con un problema que nos atomiza enormemente, que son las condiciones tan desiguales de prejubilación, según la empresa que la plantea. Esto nos hace ser muy vulnerables a las evoluciones macroeconómicas y a las disposiciones políticas que muchas veces por omisión y, otras, por acciones negativas nos perjudican enormemente.

De aquí se deduce que Jubiqué no puede ser un club social; somos reivindicativos. Queremos defender lo que creemos que es justo y proteger nuestra imagen frente a algunas opiniones de que somos unos privilegiados, y no un grupo de trabajadores olvidado y, en ocasiones, desprotegido. Por lo tanto, ahora, cuando llevamos cinco meses de asociación y habiendo concretado los problemas más acuciantes que nos afectan en este momento, hemos reflexionado y lo que más nos preocupa a los que iniciamos este camino es no defraudar la confianza que tantas compañeras y compañeros nos habéis venido manifestando.

En su día, nos presentamos diciendo que la Asociación sería lo que entre todos fuésemos capaces de desarrollar y en este poco tiempo hemos constatado la necesidad de su existencia, marcada por su carácter plural e independiente, y la ilusión de que un número cada vez mayor participa en las actividades.

Y esta necesidad y esta ilusión han quedado patentes en la amplia respuesta que han conocido las convocatorias que hasta ahora hemos efectuado, y son un acicate para seguir esforzándonos en acrecentar el número de asociados y en presentar propuestas que sirvan para avanzar en la defensa de nuestros intereses. Propuestas que sabemos y debemos integrar en las reivindicaciones del resto de los trabajadores, ya que muchos pueden tener un futuro laboral parecido.