Plataforma Reivindicativa

Hace tan sólo unos meses os enviamos un borrador de plataforma reivindicativa, que
enriquecido con varias aportaciones, nos llevó a su presentación y aprobación en la
última Asamblea General.

A nuestra Asociación le caracteriza su carácter independiente, plural, reivindicativo y
que busca en todo momento la utilidad para mejorar la existencia diaria de los prejubilados y jubilados.

La visión global de la sociedad que tratamos de expresar y lejos de cualquier expresión
corporativista, nos ha llevado a insertarnos en un movimiento más amplio, a nivel de la
Comunidad de Madrid, en FEMAS y a nivel del Estado en CEPYP.

En estas líneas estamos tratando de, resumiendo nuestra propia definición y destacar un
programa reivindicativo amplio, pero no exhaustivo, definido, pero no cerrado a nuevas
aportaciones y sobre todo y fundamentalmente abierto a recoger en cada momento las
nuevas inquietudes y necesidades que nos surjan en la vida diaria.

Las prejubilaciones en el sector financiero, son involuntarias. Es evidente que las decenas de miles de prejubilaciones que se han producido en nuestros sector, en los últimos 15 años, han sido consecuencia de una reestructuración de plantillas, decidida y aplicada por unas empresas con alto nivel de beneficios y que no existe ninguna razón de fondo para que se nos de un tratamiento diferente a los trabajadores igualmente expulsados del mercado de trabajo de empresas como TELEFÓNICA, RTVE

Reconocimiento jurídico de la “figura” del prejubilado. Esta situación a la que nos vemos abocados cientos de miles de trabajadores, se viene produciendo en nuestro país desde hace más de veinte años y no tiene visos de cambiar a corto plazo, por lo que se hace necesario el reconocimiento legal de este hecho y su regulación normativa.

Tratamiento fiscal. Reivindicamos que las rentas de los prejubilados en nuestro sector, tengan el tratamiento fiscal de indemnización por la pérdida del puesto de trabajo. Esto, que además de ajustarse a la realidad, ha sido reconocido por el Tribunal Superior de Justicia de Murcia, es la norma que rige para una gran parte de los prejubilados de otros sectores.

Coeficientes correctores a la jubilación anticipada. Los actuales porcentajes que aplica la Seguridad Social, son claramente abusivos. Reclamamos la recuperación del porcentaje penalizado al cumplir los 65 años, si se han cotizado más de 35. En ese camino se podría comenzar aplicando la subida anual sobre la base reguladora, o la aplicación de la llamada penalización neutra, etc.

Actualización de la inflación en los 15 años que se toman como base para el cálculo de la pensión, y no sólo de 13 como sucede actualmente.

Qué la pensión máxima no se vea desbordada por la prolongación de la vida laboral más allá de los 65 años. Entendemos que en la actual situación del mercado de trabajo, aquellos trabajadores que prolongan su vida laboral son fundamentalmente los que gozan de puestos privilegiados y no creemos que sea útil destinar el dinero público a incentivar este fin.

Mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones.

Elevar todas las pensiones mínimas (Viudedad y Jubilación), hasta el importe del salario mínimo interprofesional..

Qué las pensiones de viudedad, alcancen el 70% de la base reguladora.

Mantener en manos públicas la gestión del llamado “Fondo de Reserva de las pensiones”.

Aumentar la representatividad. mediante elecciones, de los representantes de los colectivos de prejubilados y jubilados, en todos los niveles donde se discuten y acuerdan los temas que nos afectan, (Observatorio de la evolución de la Seguridad Social, Mesas de negociación de los Agentes Sociales, CES, Comités Consultivos de la Ley de Dependencia, etc.).

En las grandes ciudades (Madrid, por ejemplo), abaratar el transporte público de la llamada Tercera Edad. La grave contaminación producida por los vehículos, es hoy la mayor fuente de contaminación en los núcleos urbanos y supone un serio deterioro en la calidad de vida.

Reducir el IVA del 7 al 4% en los servicios prestados a la tercera edad.

Dotar a los ambulatorios la especialidad de Geriatría.

Mantenimiento y mejora del Sistema Público de Salud. Dotación económica suficiente en los presupuestos Generales y de las Comunidades. No a nuevos impuestos indirectos para su financiación.

Junto a estas reivindicaciones, será tarea permanente la defensa de los derechos adquiridos en las empresas en las que desarrollamos nuestra vida laboral, así como la participación en las iniciativas para mejorar la vida en los municipios de residencia.

Abril 2.007